Bustarviejo


En cualquier época el Valle Hermoso nos regalará momentos memorables. El oro del otoño, el blanco silencioso del invierno, el verde ruidoso de la primavera y los calmados ocres del verano nos acompañarán recorriendo sus callejas centenarias, entre robles ancestrales y jóvenes retoños, junto a muros de piedra seca y arroyos de montaña. Dehesa y pasto, laderas y cortados. Corzos, milanos, águilas y buitres. El colorido pito real, el alegre carbonero, el hipnótico lagarto verdinegro, el sapo corredor y la rana común...