Bustarviejo


La mina de plata de Bustarviejo es una auténtica joya subterránea de la Sierra de Guadarrama. Un vestigio de una época pretérita en la que con unas gigantescas dosis de ingenio y la dureza de los mineros se acometían empresas que hasta hoy en día encontramos osadas. La mina se explotó hasta finales del siglo XIX, pero conserva buena parte de vestigios de las obras subterráneas de los siglos XVII y XVIII, entre las que destaca La Torre del Indiano, construida en el siglo XVII y declarada Bien de Interés Cultural en 1983, verdadera seña de identidad de esta mina.

En la línea moderna de conservación del patrimonio industrial, desde el año 2003 se están llevando a cabo diversos trabajos y estudios encaminados a rehabilitar el entorno. En la parte exterior de la mina encontramos paneles informativos que explican cada uno de los elementos que forman el conjunto minero e industrial.


El municipio de Bustarviejo ha establecido convenios de cooperación con diferentes facultades y escuelas de las universidades Complutense y Politécnica de Madrid, así como con instituciones como el Instituto Geológico y Minero de España y el Centro Superior de Investigaciones Científicas para desarrollar una labor divulgativa y científica paralela a la puesta en valor del patrimonio industrial y natural de la mina.

Para realizar la visita de la zona exterior de la mina, empezaremos en el aparcamiento del campo de fútbol municipal; allí encontramos un gran panel techado que cuenta la historia de la mina e informa del recorrido a realizar. Desde ahí parte un camino bien señalizado que en menos de un kilómetro conduce hasta la Torre del Indiano y la fundición, ambos elementos, como todos los que encontraremos posteriormente, van acompañados de su panel explicativo.
El camino continúa hasta una bifurcación donde se puede elegir, entre acceder a la entrada de la mina y los vestigios de la actividad exploratoria del siglo XX o subir a los pozos superiores donde, además de observar los afloramientos de arsenopirita disfrutaremos de una de las mejores vistas de la Sierra de Guadarrama.